Hoy en día, tener la capacidad de expresarnos y comunicarnos de forma correcta es vital para tener un buen perfil profesional en los entornos laborales. No se trata solo de conversar con soltura, sino que hay que hacerlo de forma eficaz.  

Para ello hemos de conseguir transmitir nuestro mensaje con claridad, escucha activa y empatía. Solo así conseguiremos que fomentar la productividad y mantener relaciones laborales sólidas a todos los niveles de la empresa, además de aumentar los niveles de confianza entre los demás.

Pero ¿cómo se consigue una comunicación efectiva?

Para trabajar y desarrollar esta competencia profesional o “soft skill” tan demandada hoy en día por las empresas, el alumnado de 1er curso de los ciclos formativos de Capitol ha participado en una sesión específica de comunicación emocional de la mano de la empresa Viviendo del Cuento, que ya estuvo trabajando el liderazgo y la confianza de nuestro alumnado a través del arte de la esgrima.

El objetivo de este curso de comunicación emocional ha sido el de tomar consciencia de todas las partes que intervienen en la comunicación y de cómo ponerlas en la misma dirección que la emoción que deseamos expresar.

Así nos lo explica José Luis Herranz, CEO de Viviendo del Cuento y responsable de la actividad:

Para conseguirlo se combinan técnicas de teatro y danza para el trabajo de lo corporal, con elementos musicales y rítmicos que nos ayudan a entender los cuatro estados emocionales fundamentales con los que nos expresamos.

Un viaje hacia uno mismo a la búsqueda de armonizar cuerpo, mente y alma para la excelencia y coherencia comunicativa. Y por supuesto, teniendo como ejes principales del taller el juego y el humor que nos ayudan a conectar con uno mismo y con los demás y llegar más lejos.

Durante la sesión, José Luis Herranz les ha enseñado diferentes técnicas de respiración, control corporal y ritmo para:

  • Conectar con la audiencia comunicando a través de los diferentes estados emocionales
  • Estructurar el mensaje, su contenido y forma
  • Entrenar la espontaneidad para fomentar la improvisación
  • Trabajar la empatía y unificar el lenguaje del equipo

Gracias una vez más a Viviendo del Cuento por esta experiencia formativa tan enriquecedora y por la buena predisposición de nuestro alumnado para disfrutar de este aprendizaje.

🚀🚀🚀